Passeig Bartomeu Barceló i Mir
Llámanos:647 956 634
Close
07006 - Palma de Mallorca Passeig Bartomeu Barceló i Mir
647 956 634

Reserva on-line. El servicio de reserva on-line tiene por finalidad la reserva de una embarcación. La utilización de este servicio, supondrá la aceptación plena y sin reservas y la validez de todas y cada una de las condiciones generales recogidas en la última versión actualizada de estas Condiciones Generales.

Al utilizar el servicio el arrendatario recibirá un correo electrónico de confirmación en el que se incluirá su número de localizador de la reserva. Este correo electrónico sirve como comprobante de su reserva y como confirmación de la aceptación. OK BOATS MALLORCA archivará el documento electrónico en el que se formaliza el contrato y este será accesible por el arrendatario siempre que este así lo requiera por escrito a Info@okboatsmallorca.com

Las reservas realizadas a través de esta web quedarán garantizadas mediante la tarjeta de crédito facilitada por el arrendatario en el formulario. La no presentación o cancelación fuera de plazo, supone el cargo automático a la tarjeta de crédito del importe correspondiente a la totalidad de la reserva, así como la cancelación de la misma. Para cancelar una reserva, así como para corregir posibles errores identificados por el arrendatario (modificar o eliminar datos introducidos), debe contactar cualquier día de la semana en horario de 9:00 a 18:00 horas al teléfono 647956634. Fuera de este horario debe dirigirse directamente vía e-mail: Info@okboatsmallorca.com En el caso de que el arrendatario desista del alquiler por cualquier razón una vez hecha la entrega del barco, se retendrá la suma entera del alquiler en concepto de daños, cobrando al arrendatario todos los gastos originados por la cancelación. En el caso de que el arrendatario cancele el alquiler con más de 4 semanas de antelación a la fecha de prestación del servicio, el arrendador retendrá el 50 % del precio total. Si la cancelación se comunica con menos de 4 semanas de antelación, la penalización será del 100%.

Los precios indicados incluyen IVA. Se indica así mismo el precio de la fianza que se deberá hacer efectiva el mismo día de entrega de la embarcación, mediante bloqueo en tarjeta bancaria del arrendatario o depósito en efectivo en euros. La fianza será devuelta al arrendatario en el momento de la devolución, una vez supervisado el inventario y estado de la embarcación y descontados, si procede, los gastos en concepto de falta o rotura de equipo, así como otras posibles anomalías o daños en la embarcación. Si por causa de fuerza mayor no se pudiera revisar el inventario y estado de la embarcación en la recepción, se dará un plazo máximo de 48 horas para proceder a dicha supervisión y efectuar la devolución de la fianza.

El arrendatario se compromete a utilizar los servicios de manera acorde a la ley, moral, buenas costumbres y orden público, así como con lo dispuesto en las presentes Condiciones Generales de Contratación. En consecuencia, queda obligado a no utilizar los servicios, con fines ilícitos y/o contrarios a lo establecido en las presentes Condiciones Generales de Contratación, lesivos de derechos y/o intereses de terceros o que, de cualquier forma, puedan dañar los servicios, embarcaciones y/o imagen de OK BOATS MALLORCA. OK BOATS MALLORCA podrá para mayor agilidad y en beneficio de los arrendatarios, modificar unilateralmente, en cualquier momento y sin previo aviso, los servicios prestados o las condiciones de operatividad, técnicas y de uso de los servicios.

Es deseo del arrendador entregar la embarcación objeto de alquiler y del arrendatario recibirla en alquiler, haciéndolo ambos de buena fe.

El precio del alquiler incluye el uso de una embarcación completamente equipada y el seguro del valor de la embarcación superior a la fianza depositada. No están incluidos los costes de carburante, los amarres fuera del puerto base ni otros servicios extra.

El arrendatario deberá devolver el barco al arrendador en el puerto de partida, a la hora acordada, limpio e intacto, y con el depósito de carburante lleno (salvo pacto expreso con el arrendador). El arrendador llenará el depósito de carburante en el caso de que el arrendatario no lo hubiera hecho así. El importe de dicha operación se ejercerá con cargo a la fianza depositada por el arrendatario al precio de 2.00 €/L.

El equipamiento de la embarcación será el que se define en las tarifas de precios del arrendador, salvo que se especifique lo contrario en el contrato el día de la entrega.

El arrendatario se compromete a utilizar la embarcación arrendada como si fuera de su propiedad, según las normas de buen navegante, a no alquilar o prestar el barco a terceros, a no participar en regatas de ningún tipo, a no hacer cabotaje o pesca profesional, a no dar cursos de navegación o usar la embarcación para algún otro fin lucrativo, y a navegar sólo bajo condiciones meteorológicas favorables. Para cualquiera de las actividades antes mencionadas se deberá obtener un permiso expreso por parte del arrendador. El arrendatario se obliga a utilizar la embarcación respetando las normas comunes de navegación, así como las establecidas o impartidas por la autoridad competente, respondiendo de cualquier incumplimiento de las mismas.

El arrendatario se compromete a no gobernar la embarcación objeto de este contrato bajo la influencias de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o estupefacientes, ni embarcar sustancias ilegales o armas.

El arrendatario se hará responsable de las posibles infracciones cometidas, de acuerdo con las leyes Españolas vigentes, aunque esté tripulando el barco fuera del periodo de alquiler.

El arrendador está obligado a entregar el barco en condiciones, limpio y listo para navegar, con el depósito de carburante lleno (salvo pacto expreso con el arrendatario). Antes de firmar el mencionado contrato, el arrendatario deberá revisar el barco alquilado, especialmente el equipamiento y el inventario. El encontrar algún tipo de fallo o desperfecto durante la revisión que no impida el correcto funcionamiento de la nave no da derecho al arrendatario a rebajar el precio inicial que figuraba en la oferta.

En caso de que el arrendatario desee prorrogar el alquiler, deberá contactar con el arrendador con una antelación razonable y solicitar su conformidad por escrito. Si el arrendatario no devolviera el barco al puerto base a la hora acordada, deberá compensar al arrendador pagando el precio de 50€ por cada hora de retraso. El retraso podrá ser justificado sólo en caso de causa mayor y si el arrendatario lo comunicó inmediatamente al arrendador.

Más allá de las coberturas previstas en los seguros, el arrendatario responderá personal y directamente de cuantas responsabilidades de cualquier tipo (incluso económicas) se puedan producir por causa, consecuencia o motivo del uso de la embarcación arrendada mientras la misma se encuentre en su poder, es decir, desde la puesta a disposición de la misma hasta la finalización del arrendamiento o, en su caso, hasta su devolución efectiva al arrendador. El barco y el equipamiento disponen del siguiente seguro:

◊ Todo riesgo casco.

◊ Responsabilidad civil a terceros.

Todos los daños y/o pérdidas que deban ser cubiertas por el seguro deberán ser comunicados al arrendador o su representante inmediatamente después de la avería o accidente. En caso de que los daños no estén amparados por el Seguro, el arrendatario será responsable del pago de los mismos, aunque superen la fianza.

En todo caso, las responsabilidades de cualquier clase en que pudiera incurrir el arrendatario serán cubiertas, en primer lugar, con la fianza depositada, con carácter preferente a la cobertura de los seguros, que solo resultará aplicable cuando la fianza depositada no alcanzase a cubrir la total responsabilidad del arrendatario.

El arrendatario se obliga a permanecer o dirigirse a puerto caso de informe meteorológico que anuncie peligro. Asimismo se compromete a no dejar la embarcación, en ningún momento, sin la vigilancia adecuada a bordo.

En ningún caso la embarcación podrá navegar fuera de los límites establecidos para el patrón que gobierne la nave, de conformidad con su titulación náutica, o de aquellos fijados por la legislación vigente.

El arrendatario debe informar inmediatamente al arrendador en el caso de cualquier daño, colisión o deterioro de la embarcación, independientemente de las causas. El arrendatario debe informar al arrendador inmediatamente de la reparación necesaria o necesidad de repuestos. Cada reparación o arreglo sin autorización por parte del arrendador se le cobrará directamente al arrendatario. Cualquier desperfecto, pérdida o daños ocasionados por un uso indebido por parte del arrendatario y su tripulación serán responsabilidad del mismo. Dichos daños o desperfectos se descontarán de la fianza y serán devueltos únicamente si existe cobertura del seguro de la embarcación y en la cantidad establecida, corriendo la franquicia a cargo del arrendatario.

El arrendatario, en el supuesto en que cualquier miembro de su tripulación o el mismo sufrieran algún accidente dentro de la embarcación, deberá comunicar al arrendador, mediante la formalización de un parte de accidente por escrito, las causas, circunstancias y consecuencias de lo ocurrido, así como, de ser conocidos, nombre, apellidos y domicilio del causante del hecho y de los testigos e igualmente los nombres y direcciones de los perjudicados, si los hubiera. Se entenderá por accidente, a efectos del presente contrato, cualquier hecho fortuito, espontáneo, exterior, violento e independiente de la voluntad de quien lo sufre y que se produzca a cualquiera de los ocupantes de la embarcación.

En caso de accidente o avería, el arrendatario deberá ponerse en contacto telefónico con el arrendador en el plazo más breve posible, y en el caso de no poder hacerlo y requerirse una acción inmediata, hará lo que recomienden en ese momento las buenas prácticas marineras, pensando en la seguridad de las personas a su cargo y de la embarcación.

En el caso de que se produzca un siniestro y de que por cualquier circunstancia la compañía aseguradora no se haga cargo de todos o parte de los daños, gastos o responsabilidad civil producidos, el arrendatario deberá hacer frente a todos ellos a su cargo, liberando expresamente al arrendador de cualquier responsabilidad.

En el caso de que vayan a embarcar niños, deberán avisar con tiempo al arrendador para que sustituya los chalecos salvavidas de adultos, por los adecuados para su tamaño.

En el caso de incumplimiento de las normas establecidas por las autoridades marítimas y/o de aduanas, el responsable será el patrón de la embarcación y subsidiariamente el arrendatario, liberando expresamente al arrendador de cualquier responsabilidad.

El arrendatario está obligado a indemnizar al arrendador por los daños a terceros motivados por negligencia y que no estén cubiertos por el seguro, corriendo además con todos los gastos, tanto materiales como jurídicos.

Se considerarán únicamente las quejas por escrito y recibidas en el momento de devolución del barco al arrendador.

Para cualquier interpretación del presente contrato son solamente competentes los Tribunales correspondientes a la zona donde se encuentra estacionada la embarcación a firma del presente contrato, siendo éste el puerto de Portitxol y/o Molinar (Palma de Mallorca).

Caso de que alguna de las estipulaciones precedentes fuera total o parcialmente contraria a normas imperativas, dicha estipulación se considerará total o parcialmente nula, manteniéndose plenamente vigente el resto de estipulaciones.

El arrendatario declara expresamente que ha leído, entendido y que acepta todas las condiciones generales del alquiler descritas, así como que conoce la reglamentación marítima general y local vigente.

El contrato se formalizará únicamente en idioma español. Si el arrendatario no entendiese el contrato en este idioma, deberá personarse con un traductor adecuado, ya que es fundamental su total comprensión.